Indemnización por accidente laboral. Qué debes saber.

Indemnización por accidente laboral

Al hablar de la indemnización por accidente laboral, es de gran importancia conocer los distintos tipos de indemnizaciones. Es un campo del Derecho —como pocos otros— donde el despacho que elijas tiene que ser especialista para contar con un mínimo de seguridad de éxito. Es un ámbito muy complejo.

En general, debes saber que tras un accidente, se abrirá un proceso valorador y un proceso de asignación de responsabilidades. El proceso valorador tiene por finalidad, cuantificar los daños padecidos y en qué medida resultan del accidente padecido. La asignación de responsabilidades apunta al actor principal sobre el que recae la obligación de compensar al trabajador.

Indemnización por accidente laboral

Valoración de daños

Los daños corporales se tienen que valorar por medio de un —extenso y pormenorizado— baremo de elaboración médica para aplicación jurídica. En su elaboración participaron médicos especialistas en medicina legal. Ese baremo tipifica una equivalencia de cada lesión, en puntos. Es decir, que asigna una puntuación a cada lesión —tomando en cuenta otros factores morfológicos, biológicos, etc.— y después, resultado de esa valoración, obtendremos una cuantía económica.

Lesiones se traducen en puntaje, puntaje en cifra económica.

EL cálculo de la indemnización dependerá también de la incapacidad de la persona, como hemos anotado en otras entradas de este blog:

Pasos a seguir tras un accidente laboral

Si tienes un accidente mientras estás trabajando —desde muy leve hasta muy grave— debes saber que cualquier empresa debe tener un servicio de asistencia médica —suscrito con una mutua colaboradora—  para que sus trabajadores reciban atención médica en caso de accidente.

No todos los accidentes que se produzcan mientras se esté trabajando pueden ser entendidos como accidentes laborales. Necesitamos saber distinguirlos. Por ejemplo, si acontece un terremoto y algo cae en tu cabeza mientras trabajas, no es un accidente laboral, sino una contingencia que ocurre por fuerza mayor y por causas ajenas al trabajo. Igual ocurre si lo provocan terceras personas ajenas a la empresa, sin relación con el desempeño.

Si por ejemplo, el trabajador padece un accidente por no respetar las normas de seguridad de la empresa —y la empresa lo había informado de cuáles eran— tampoco será admitido como accidente laboral. Obviamente, tampoco si el trabajador lo ha propiciado adrede.

Procedimiento de forma resumida

Ya sabes que nuestra pretensión es darte una información preliminar. Estaremos encantados de ampliarla para ti cuando lo precises. En caso de accidente laboral, lo primero es que el trabajador reciba atención médica. Unas veces —casos leves— será atendido en el botiquín de la empresa; otras más graves podrá precisar ser atendido de inmediato en el centro asistencial de la mutua.

Tras esto, puede ocurrir que:

  • El trabajador no reciba la baja médica: puede volver de inmediato a su puesto de trabajo.
  • El trabajador recibe la baja médica: tiene una incapacidad temporal, superada la cual, vuelve a su puesto.
    • Si el trabajador no puede volver nunca más a su puesto recibirá la incapacidad permanente.

Precisamente como trabajador, tienes derecho a esa asistencia médica y a una indemnización acorde a la gravedad de tus lesiones. En caso de fallecimiento, tus familiares también percibirán una indemnización, aunque para no extendernos en matices que darían para otra entrada, lo dejaremos para siguientes semanas.

En caso de duda, por favor consúltanos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *