Incapacidad permanente por accidente de tráfico

incapacidad permanente por accidente de tráfico

Hoy queremos hablaros de la incapacidad permanente por accidente de tráfico. No es un tema cualquiera, porque de las lesiones incapacitantes en España, los accidentes de tráfico suponen una causa porcentual más que digna de considerar. La incapacidad laboral suele ser una medida posterior a estos accidentes.

Cabe recalcar que (esto es duda compartida en muchas de las personas que consultan con nuestros especialistas en reclamación por accidente de tráfico) ante una persona que es víctima de un accidente de tráfico, se abre un escenario compensatorio que tiene dos partidas:

  • Por un lado hablamos de la indemnización que mereceríamos cobrar a tenor de los menoscabos físicos y patrimoniales padecidos como consecuencia del accidente.
  • Por otro lado, consideremos la paga, es decir la pensión por incapacidad permanente, que podremos percibir mientras dure nuestra situación incapacitante.

Indicaremos a todos nuestros lectores que ambos conceptos retributivos, las dos cuantías mencionadas, son compatibles. Significa que puedes dar comienzo al cobro de tu pensión por incapacidad y además percibir una indemnización por perjuicios sufridos. Apuntan a conceptos distintos y por tanto una no elimina a la otra.

Veamos un ejemplo:

Supongamos una persona que circula por la vía cuando, otro conductor que no obedece una señal de stop, impacta contra su vehículo en desafortunado ángulo. Como resultado, esta persona resulta lesionada con fracturas de diversa índole y el vehículo queda seriamente dañado. Por un lado esa persona no puede trabajar, debido a sus lesiones. Deberá percibir una pensión que le pueda resarcir en esa incapacidad que se le ha creado para trabajar. Pero ¿y el coche? ¿qué pasa con el coche? Pues el coche, su reparación, debe ser satisfecha dentro de una reclamación indemnizatoria en paralelo que busca restituirle (no en su merma laboral) ahora, en su menoscabo patrimonial. Como vemos, son dos cuestiones diferentes, y por tanto una no anula a la otra.

Incapacidad permanente por accidente de tráfico

Como hemos explicado en otros artículos de nuestro blog, la pensión se tiene que calcular sobre la base del tipo de incapacidad que haya producido el accidente. Esto es, según sea el grado de impedimento que resulte del accidente para el desempeño de la profesión habitual o incluso de cualquiera. Visto así, nos quedaría:

Tipos de Incapacidad Permanente tras un accidente:

  • Incapacidad Permanente Parcial para la profesión habitual — Cuando las lesiones impiden realizar una parte de tu desempeño profesional de forma permanente.
  • Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual — Cuando las lesiones impiden totalmente la realización de ninguna tarea relacionada con tu trabajo.
  • Incapacidad Permanente Absoluta para todo trabajo — Las lesiones impiden la realización en modo alguno de ningún trabajo.
  • Gran Invalidez — Por causa de un traumatismo, las lesiones motoras y sensitivas de origen central y medular, pueden dar lugar, a graves secuelas de estado vegetativo persistente, tetraplejía, paraplejía, hemiplejía, síndromes medulares, tetraparesias, paraparesias, síndrome de cola de caballo, monoplejías, monoparesias. En estos casos se origina incluso la necesidad de invertir en un cuidador para la atención vital mínima del lesionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *