Reclama una negligencia médica en 5 pasos

Reclama una negligencia médica con estos 5 sencillos pasos

Reclama una negligencia médica. Te lo hemos dicho siempre: si crees que has sido perjudicado en tu interés, o en tu integridad física por la mala actuación de un doctor u otro profesional sanitario, no dejes que la cuestión quede impune.

Tienes derecho a ser resarcido/a en tu interés. Y ese resarcimiento solo llegará a través de una reclamación.

¿Qué hacer si un médico o profesional sanitario nos perjudica con su comportamiento? Reclama una negligencia médica. Tienes derecho a ser resarcido en tu perjuicio y la única forma de conseguirlo es mediante una reclamación Clic para tuitear

Sin embargo, concienciados ya de esto —que tenemos que reclamar para lograr una indemnización—, se nos plantean muchas veces demasiadas dudas acerca de qué pasos dar, cómo probaremos tal negligencia etc.

Para eso hemos creado este post, donde te daremos 5 pasos que puedes seguir para reclamar una negligencia médica. Vamos con ellos.

Reclama una negligencia médica con estos 5 sencillos pasos

Nuestro despacho, como especialista en Negligencias Médicas en Almería, está capacitado por su experiencia, para darte una pauta a seguir que empezaría por el primer paso:

1. Cuenta con abogados especializados

Las negligencias médicas no son una cuestión que todos los abogados dominen por igual. Es un campo realmente peculiar del ordenamiento jurídico, repleto de recovecos, salidas y novedades que requieren de un especialista dedicado a estas cuestiones en exclusiva. No se puede ser buen especialista en ochenta disciplinas al mismo tiempo ¿verdad?

Lleva contigo la documentación médica que tengas: cualquier documento, volante, informe, resultados, factura, recetas, historial médico… Cualquier prueba de tu relación con el médico y cualquier información sobre su concurso en este caso. Trae todo. Si no tienes el historial cualquier centro tiene obligación de facilitártelo en menos de 30 días. Si aun así no lo obtienes, dínoslo y nosotros seguro que lo conseguiremos.

2. Médico valorador

Tú no eres médico. Tu abogado tampoco es médico. Tenemos que acudir a un profesional valorador, un perito médico que cuenta con los conocimientos —como médico que es— para enjuiciar si es posible hablar o no de negligencia médica. Esta persona nos va a decir si es viable o no es viable esa reclamación, pero desde un punto de vista médico. Con un criterio médico.

3. Reclamar

Presentamos la reclamación pertinente. Esto se hará al seguro, o al centro médico de turno, al seguro médico del doctor, o al seguro médico del centro de salud, al propio médico y centro de salud… a fin de lanzar una reclamación. En un plazo de uno a seis meses (dependiendo de si se trata de un centro privado o público respectivamente) tendremos una contestación de su parte. En función de la respuesta, se articulan los siguientes pasos.

4. Acuerdo entre partes

Es bastante probable que el profesional o centro de salud, viendo que venimos respaldados en nuestra reclamación, es decir, avalados por la opinión médica de otro profesional —nuestro perito— den luz verde al seguro para que tú recibas una indemnización proporcional al daño que se te ha causado.

5. La vía judicial

El último paso es, si no se ha conseguido el acuerdo, explorar la vía judicial. Reclamar en el juzgado. Con la pericial médica, reclamamos la indemnización que por la vía amistosa no se han mostrado favorables a concedernos. Será el juez quien determine y obligue a cumplir ese resarcimiento caso de fallar a nuestro favor.

WhatsApp: https://wa.me/34608005030 

jaimedespacho@jaimedespacho.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
¿Alguna Consulta?
Hola. A través de este chat, atendemos tus consultas directamente desde WhatsApp para tu mayor comodidad
¿Qué quieres preguntarnos?